Buenos Aires y Gardel

Todo alrededor del Zorzal Criollo es mito y leyenda, desde los lugares que frecuentaba hasta su lugar de nacimiento: en vida, varias veces afirmó ser uruguayo aunque en su testamento olográfico (“disposición de ultima voluntad que el testador formaliza por si mismo, escribiéndola y firmándola de su puño y letra”) dijo ser francés. Hoy dejamos de lado ese aspecto, ya que la discusión es interminable, y vamos a recorrer aquellos lugares de la Ciudad de Buenos Aires que de una manera u otra, están relacionados (directa o indirectamente) al Morocho del Abasto.

Pasaje Carlos Gardel.

Este pasaje, es una cortada que atraviesa la plaza central del Shopping Abastom entre Anchorena y Jean Juarez. En 1893, casi al mismo tiempo que comenzaba a armarse el Mercado del Abasto (Sociedad anónima Mercado del Abasto Proveedor), abrió sus puertas el Chanta Cuatro, bodegón y hotel familiar que albergaba a trabajadores e inmigrantes. Allí, Gardel se reunía con sus amigos a cenar y cantar. Hoy en día, en la misma esquina (ahora Esquina Carlos Gardel, donde hay monumento en bronce con base de granito, obra del escultor Mariano Pajés), volvió a abrir un restaurante con el nombre original, cuya temática, es por supuesto, el Tango.

Paseo del Tango.

En el mismo pasaje, se encuentra este paseo, que concentra puestos vinculados al tango y a las artesanías, donde el artista plástico Marino Santamaría realizo una serie de murales con letras y partituras de tangos que fueron interpretados por Gardel.

Casa Museo Carlos Gardel.

A dos cuadras del Pasaje, en Jean Jaurés 735, encontramos la casa que le compró a Ramón Gorina en 1926, donde vivió junto a su madre Berta Gardés, hasta 1933, año en que viaja a Francia. Era una construcción tipo chorizo, típica de la época, pero luego de la muerte de la muerte del Zorzal en Medellín, pasó de mano en mano hasta convertirse en los años ´60 en una tanguería; para formar el gran salón, se tiraron abajo varias de sus paredes originales, que pusieron en peligro su estructura. En 1996, Eurnekian compró la casa y la donó al Gobierno de la Ciudad, y en marzo de 2003, reabrió sus puertas como la Casa Museo Carlos Gardel.

Bar O´Rondeman.

Si bien no hay nada para visitar mas que un baldío, a un par de cuadras del pasaje, en Agüero y Humahuaca, funcionaba el Bar O´Rondeman. Allí, hizo sus primeras presentaciones en 1910, donde se lo bautizó como el Morocho del Abasto (hasta ese momento lo llamaban el francesito); los vecinos y trabajadores de la zona, se juntaban para escucharlo cantar en los alrededores.

Armenoville.

En Av. Del Libertador y Tagle, donde hoy está la Plaza República de Chile, en 1912 se construyó el primer restaurante y cabaret de lujo de Buenos Aires, de estilo francés (su nombre se debe al Pavillón d’Armenonville de París), con pérgolas al aire libre y exóticas orquídeas; allí, en 1913, debutó el dúo Gardel – Razzano. En 1930, cuando venció el contraro de alquiler, se mudó a la Av. Figueroa Alcorta, perdiendo categoría y cambiando su nombre a Les Ambassadeurs; muchos años después se instalaron allí los estudios de Canal 9.

Palais de Glace.

En 1910, se inaugura el Palais de Glace en Posadas 1725, una pista de patinaje sobre hielo de 21 metros de diámetro destinada al esparcimiento de la clase alta y la burguesía de esos años, hoy un centro de exposiciones. El 10 de diciembre de 1915, la noche anterior a su cumpleaños, Gardel fue a bailar con unos amigos y en un confuso incidente (aparentemente de polleras) recibe una herida de bala en el pulmón izquierdo.

Bares, cafés y restaurantes.

Uno de los bares a los que Gardel iba, era El Estaño, en Av. Corrientes 1302; allí, recién llegado como refugiado, un joven Aristoteles Onassis trabajaba como mozo: dicen que una vez le sirvió un café al cantor. Otro sitio que frecuentaba era el Café Tortoni, el más antiguo de Buenos Aires, fundado en 1858 en Av. de Mayo 829. También tenía reservada la mesa 48 en el desaparecido restaurante El tropezón, en Callao 299, donde cenaba su famoso puchero.

Luna Park.

Gardel muere el 24 de junio de 1935 en un accidente de avión en Medellín, Colombia pero sus restos llegaron a Buenos Aires casi 8 meses mas tarde, ya que, según dicen, recorrieron una ruta muy larga e inexplicable (Cartagena, Nueva York, Montevideo, Buenos Aires). Fue velado en el Luna Park, inaugurado once años antes, frente a una multitud el 5 de febrero de 1936; a las 9 de la mañana del día siguiente, partió una carroza tirada por caballos que recorrieron la calle Corrientes, para llegar al Cementerio de la Chacarita.

Cementerio de la Chacarita

Alrededor de treinta mil personas se reunieron para su entierro; provisoriamente se lo instaló en el Panteón de los Artistas; un año y medio después se construypo un mausoleo, con una imponente estatua de bronce donde suele haber un cigarrillo encendido. En su tumba, se prenden velas, se hacen pedidos y se toma mate a sus pies.

12 Comentarios
  1. Fer

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button