Hoy puede ser un mal día y mañana…

Dibujo en el aire… un conjunto de letras inexistentes… aquellas que quise haber escrito antes… aquellas que algún día querré escribir… aquellas que hoy no se si me animo a transmitir.

Cuando  los destellos de melancolía nos invaden… despiertan en nuestra mente los más diversos y profundos pensamientos.

Cuando pienso en  el cómo…. por qué y cuándo de una situación, mi mente se transforma, me transporto, me reprocho… y de repente un alo de angustia y consuelo llegan a la vez… miro a mí alrededor y no estas pero estas…. y no volves de donde nunca te fuiste.

Inevitable preguntarse cuándo cesara… cuándo caerá la última gota de dolor, cuando entenderé aquel tan cuestionado “por qué”… afligido  dilema el que me compete y no solo a mi sino a todo aquel que alguna vez sintió que la vida era más que vivir, que la estadía era aún más dolorosa que la partida.

Gris es el cielo de hoy, en donde dibujo tu sonrisa de alguna vez…. Negro es el color del alma cuando pienso en los recuerdos que no volveremos a tener.

Inconmensurables ideas acceden a mi conciencia… pocas de ellas saben ponerse en palabras, difícil es decir lo que no se  quiere oír.

Peligroso camino el que debemos transitar en esta sociedad que impone su voluntad, que exige nunca olvidar… consumismo desenfrenado… parafraseando todo siempre queda envuelto en una única cuestión: tener o no tener.

Es muy difícil vivir con la falta de aquello que nunca se tuvo y siempre se anheló e igual de espinoso resulta tolerar la perdida de aquello que se ha tenido y de repente ha desaparecido.

Pero como alguien dijo alguna vez: ¿quién dijo que todo esta perdido?

Sepa disculpar el señor dueño de casa y todos aquellos visitantes por las demoras de esta humilde escritora.

Muchos besos para todos!

9 Comentarios
  1. Fer
Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button