Majestuoso e inspirador

Buenas buenas para tutti el mundi! Luego de una semana de retiro total y absoluto del mundo por culpa de mi queridísima facultad he regresado a las andadas… bueno no es para tanto… volví a ver la PC que ya es mucho!

Hoy me siento súper relax, quieren saber por qué? El lunes y el martes rendí mis dos primeros parciales del año…ya hace un tiempo habíamos tratado ese tema acá en ezenlaweb por lo que no voy a aclarar como reacciono cuando tengo un parcial, pero imaginen toda esa sintomatología ya comentada por Eze, pero potenciada por dos parciales a falta de uno!

Pero bueno vamos a lo que nos atañe…. Como les decía, hoy tengo un día distendido, corre en mi interior un profundo sentimiento de alivio. Salí de la facultad con la sensación de que más allá de la nota y más allá del cansancio que tenía por haber estado casi dos días sin dormir… todo había valido la pena!

Me tomé el colectivo para volver a casa…. Y cuando estaba ahí me puse a pensar…. Que distinta es la perspectiva del mundo cuando uno esta de buen humor…. Positivo… relajado…. A diferencia de cuando uno se siente triste… deprimido  o enojado. Es decir que no solo las personas nos diferenciamos de los otros sino que a su vez desplegamos distintas formas de reaccionar y de ser de acuerdo al estado de ánimo y a las circunstancias externas de la vida. Esto cada vez se vuelve más complejo!

La sensación sedativa con una mezcla de ensueño que me acompañó durante el viaje  de regreso a casa me permitió poder prestar atención a un fenómeno de la naturaleza que nos acompaña diariamente, una creación divina que en la mayoría de las veces pasamos por alto, que es motivo de inspiración de artistas, músicos, poetas, y hasta de los pensamientos románticos, simples y cotidianos que puede tener una persona como yo o como usted.

Hasta aquí podría estar hablando de cualquiera de las majestuosas e incomparables manifestaciones de nuestra madre naturaleza, pero para darles un dato más… lo realmente significativo de este fenómeno es su capacidad para transformarse, día o noche, nublado, soleado o por qué no estrellado… el cielo se nos presenta como un gran exponente de majestuosidad, nos transporta más allá de todo…. Nos permite pensar sobrevolando horizontes, ¿Quién puede negar que alguna vez no ha mirado hacia arriba y la imagen de una nube o una atardecer… amanecer… no lo ha llevado hacia un lugar recóndito de su mundo interior?

Mientras observaba la maravillosa combinación entre ese celeste claro y el blanco y resplandeciente color de las nubes perfectamente distribuidas, el sol que se escondía tímido por momentos e iluminaba pequeños sectores con sus delicados rayos que intentaban escapar por los pasillos de cada nube, se me ocurrió relacionar este fenómeno natural con mi pensamiento anterior… nosotros somos como ese cielo… que esta ahí siempre, que se  muestra en formas diversas de acuerdo a su estado de animo pero que en realidad a pesar de sus distintas caras, es siempre el mismo.

Tenemos la cualidad de ser seres cambiantes…. El tiempo nos cambia… los problemas nos cambian… las relaciones nos cambian… el trabajo nos cambia… el estudio nos cambia… pero así todo seguimos siendo esencialmente los mismos.

Acá les dejo una imagen que me pareció adecuada para poder contemplar desde lo visual este pensamiento que hoy pasó de mi mente a estas humildes líneas… nos estamos leyendo!

Etiquetas:
5 Comentarios
  1. Fer
Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button