Quentin Tarantino

Escrito por Perni on 8 sep, 2006 en la categoría Entrevistas Selectas |

Escrito Por

Quentin Tarantino, cuatro años después de escribir y dirigir Jackie Brown, cinta con la que siguió marcando la triunfal trayectoria que inició en Hollywood con Reservoir Dogs y Pulp Fiction, finalmente llegó a la conclusión del proyecto más ambicioso de su carrera: filmar Kill Bill, en cuya historia están presentes todas las influencias, pasiones y amores con los que se fue nutriendo, poco a poco, su audaz visión cinematográfica actual.

Basada en una serie de ideas con las que empezó a “jugar” desde hace mucho tiempo, Quentin Tarantino utilizó en Kill Bill una estructura narrativa que le permitió relatar, con admirable poder visual, el intento de asesinato que sufre una mujer a la que sólo se identifica con el apodo “The Bride” (Uma Thurman) minutos antes de contraer matrimonio en un pequeño pueblo de Texas.

Sumida en un prolongado estado de coma, “The Bride” recupera la conciencia cuatro años después en una sala de hospital; entonces recuerda qué fue lo que ocurrió y decide vengarse de quienes trataron de eliminarla.

Sobre esta sencilla y clásica línea dramática, Tarantino fue elaborando las imágenes de la película sobre la que habló para La Opinión, con admirable entusiasmo y pasión, días antes de su estreno.

Vestido completamente de negro, con una chamarra de piel adornada con dibujos color fuego, Quentin Tarantino respondió a las preguntas como solamente lo sabe hacer él: mediante largas y laberínticas respuestas que, por momentos, parecían volverse interminables.

El diálogo

¿De donde surgió la idea de escribir un argumento como el de ‘Kill Bill’?

No recuerdo exactamente. Lo único que sé es que yo había estado pensando en la historia de Kill Bill durante mucho tiempo. Yo le platiqué sobre ella a Uma Thurman durante el rodaje de Pulp Fiction y a ella le pareció que era un proyecto genial. Así que no fue nada difícil, para mí, crear la columna vertebral sobre la que van ocurriendo todos los incidentes dramáticos por los que debía ir pasando la protagonista de mi película.

Una vez que tuve claro el punto de arranque de la historia todo lo demás resultó muy sencillo. Invertí más de un año en escribir el borrador de un argumento porque estaba lleno de personajes e información que no podían quedar fuera. En esos primeros 12 meses escribí más de 250 páginas. Después volví a reescribir algunas de las partes que me habían parecido flojas y mal resueltas. Finalmente casi todo lo que escribí terminé poniéndolo en la película. Fue por eso que el plan que yo tenia de hacer un filme con duración más o menos normal (100 minutos) se modificó mucho, tanto que terminamos rodando una película de más del doble de ese tiempo.

¿Qué método seguiste para escribir el guión?

El mismo que he utilizado siempre. Yo no acostumbro trabajar en computadora. Todos mis guiones los escribo primero a mano. Ni siquiera escribo con tinta, sólo con lápiz. Y todas mis notas se acumulan en libretas de papel amarillo. Cuando ya tengo la visión de la película que pienso hacer, perfectamente clara y definida, comienzo a planificar cómo voy a filmarla.

Cuando tuve la idea de Kill Bill me di cuenta de que debería irme a Nueva York a escribirla. Era una historia que no se podía haber escrito en Los Angeles. Recorrí Nueva York de punta a punta. Me sentaba en mesas de todo tipo de cafés a cualquier hora del día a escribir escenas de la película que giraba en mi cabeza.

¿Es verdad que escribiste Kill Bill teniendo en mente a Uma Thurman?

Sí, ella fue la musa en lo que concierne a este filme. Sin ella no hubiera podido escribir Kill Bill. Cada hecho que ocurre en mi película están ligados a su presencia. Uma se puso muy contenta al saber que la estaba escribiendo, y me aseguró que no defraudaría la confianza que estaba poniendo en su persona. Cuando recibí de ella esa clase de apoyo, comprendí también que mi carrera como director de cine quedaría ligada a su destino artístico para siempre.

¿En que momento ocurrió eso?

Cuando estábamos filmando Pulp Fiction. Fue durante la producción de esa película que nuestra relación profesional comenzó a volverse más especial y profunda de la que yo suelo tener con otras actrices. Y esto sucedió porque llegué a la conclusión de que ella es la única persona que entiende perfectamente no sólo mi forma de pensar, sino también cómo percibo la relación entre la vida y el cine.

¿Por qué dejaste pasar tanto tiempo entre ‘Jackie Brown’ y ‘Kill Bill’?

En realidad, eso fue algo circunstancial, porque cuando ya estaba casi todo listo para comenzar el rodaje de Kill Bill tuvimos que esperar varios meses porque Uma Thurman estaba embarazada; apenas dio a luz su bebé… o, en realidad, después de unas semanas de descanso, Uma se reportó a trabajar. La única condición que puso, fue tener todo el tiempo a su lado al nuevo bebé.

¿No te pareció que era demasiado riesgo darle el papel principal a una mujer en un filme tan violento como ‘Kill Bill’?

Uma Thurman iba a ser el personaje central de mi película, eso lo tenía bien claro. El hecho de que ella fuera mujer no significó ningún obstáculo para mí. En el cine asiático, desde hace muchos años, las mujeres han estado participando en películas de acción y aventuras. Y lo hacen de forma tan natural, que a nadie le parece extraño verlas participar en espectaculares combates.

Aquí, en Estados Unidos, todo es diferente. Todavía muchos productores y directores siguen creyendo que en el cine de acción las mujeres sólo pueden jugar un rol decorativo. Y aunque esta forma de pensar ya no es en Hollywood tan inflexible, gracias al éxito que han tenido The Matrix y Charlie’s Angels, estamos muy lejos todavía de aceptar que las mujeres pueden estar al mismo nivel que los hombres en películas como Kill Bill.

¿Dentro de qué género cinematográfico podría ubicarse ‘Kill Bill’?

Me parece que sería muy difícil tratar de poner a Kill Bill dentro del limitado espacio en el que suelen clasificarse cierto tipo de películas de acción. Más bien, yo diría que se trata de un filme en el que hay una mezcla de todas las influencias que recibí desde que empecé a convertirme en adicto al cine. Pienso, en todo caso, que Kill Bill puede ser descrita como: “Un spaghetti western con sabor oriental”.

Se trata de un filme en el que están presentes todas aquellas cosas que yo admiro: una mujer valiente, una traición que merece ser vengada, varias secuencias de acción estilo samurai y algunos personajes que de tan magníficos se vuelven entrañables. Por eso, creo yo, bien podría decirse Kill Bill me ha permitido brindar una declaración de amor y un homenaje a las películas orientales e italianas que yo siempre he admirado. Yo creo, por eso mismo, que Kill Bill es un filme que se encuentra en el punto donde se cruzan las películas de Sergio Leone con las de Sonny Chiba y las de los hermanos Shaw. También en Kill Bill hay muchos personajes y secuencias que están inspirados en las clásicas series de televisión The Green Hornet y Kung Fu.

¿Por qué filmaron la mayor parte de ‘Kill Bill’ en Pekín y Hong Kong aunque no había allí ninguna escena en exteriores?

Para mantener intacto el espíritu de la historia que yo tenía escrita. Aunque todo ocurre en espacios interiores, yo pienso que no hubiera sido lo mismo quedarnos aquí que producir Kill Bill en Asia. Aunque en ningún momento se ven las calles de esas dos ciudades, de cualquier forma puede sentirse perfectamente que las acciones están desarrollándose en un mundo cinematográfico que es real, y que, no tan artificial como el de muchas de las películas que se filman en Hollywood. Creo, también, que desde un punto de vista económico fue más atractivo para nuestra compañía productora (Miramax) alquilar uno de los estudios más grandes de Pekín que llevar a cabo el rodaje en Los Angeles.

Cómo respondieron las tres actrices de ‘Kill Bill’ (Uma Thurman, Lucy Liu y Vivica Fox) al programa de entrenamiento al que fueron sometidas durante tres meses?

Muy bien, por supuesto. Aunque… hubo momentos en los que llegaron a decir que estaban hartas y cansadas de tanto entrenar, puede decirse que se comportaron de una forma muy profesional. De las tres, quienes trabajaron más duro fueron Uma Thurman y Vivica Fox. Lucy Liu llegó a Kill Bill teniendo más experiencia en artes marciales que ellas dos. Después de recibir una preparación física muy fuerte, las tres tuvieron que aprender a pelear con espadas de samurai. Al mismo tiempo que hacían esto recibieron todo el entrenamiento que necesitaban tener para poder convertirse en maestras de artes marciales.

¿Quién tomó la iniciativa de dividir ‘Kill Bill’ en dos partes?

Fue algo que yo y mi productor Lawrence Bender discutimos más de una vez con Harvey Weinstein, el jefe de Miramax. El quedó muy satisfecho con lo que vio en Kill Bill durante una proyección que le hicimos y pensó que podía ser buena idea estrenarla en dos capítulos. Harvey me dijo entonces que si yo creía que cada una de estas dos partes de Kill Bill tenía suficiente fuerza dramática como para poder sostenerse por sí sola. Yo le aseguré que sí. Una vez que llegamos a esa decisión, nos dedicamos a realizar el montaje de Kill Bill, Vol. I y Kill Bill, Vol. II (esta parte a estrenarse en febrero del año próximo). Y creo, sinceramente, que obtuvimos muy buenos resultados.

¿Por qué decidiste no utilizar la nueva tecnología digital en ninguna de las escenas de ‘Kill Bill’?

Por una razón muy simple: quería darle a todo lo que pasa en mi película un sentido de “realidad/fantasía” completamente cinematográficos. Fue por ese motivo que en las escenas de violencia trabajamos con las antiguas técnicas que se han venido empleando en Hollywood desde hace mucho tiempo. Aunque pudo haber sido más fácil filmar con cámaras digitales todas las “batallas”, creo que se hizo lo correcto: Kill Bill es una película donde las principales estrellas son mis artistas y no los efectos especiales.

Tiene algún significado especial el traje deportivo color amarillo que tiene puesto ‘The Bride’’ (Uma Thurman) en una de las escenas de ‘Kill Bill’?

Se trata de un homenaje que yo quise hacerle a Bruce Lee. Porque mientras estaba escribiendo recordé que en una de sus mejores películas iba vestido así. Por eso me pareció divertido que “The Bride” llevara un traje del mismo color cuando se enfrenta a docenas de hombres que tratan de eliminarla

Fuente: Avizora

Etiquetas: ,

2 Comments

Eze!
Eze!
sep 8, 2006 at 2:11 am

Muy bueno. Tres carlitos para uste y su entrevista. Alta peli. :fis:
:carlitos: :carlitos: :carlitos:


 
Fer
Fer
sep 8, 2006 at 9:12 pm

Ta completamente loco, pero es un groso este tipo (bah, quitemos el “pero”: ta completamente loco y eso hace que sea groso y haga pelis como las q hace!)
Excelente el post! :clap:


 

Copyright © 2014 Ezenlaweb.com All rights reserved. Theme by Laptop Geek.

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Myspace button Delicious button Digg button Flickr button Youtube button

Warning: Unknown: write failed: No space left on device (28) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/home/or000168/tmpsite) in Unknown on line 0