La ortografía en la vía pública

Hay dos tipos de carteles: los escritos a mano, que a veces, hasta dan un poco de penita después del enojo…

… y aquellos en donde hay una cadena de gente: el que lo mandó a realizar, el que lo realizó, el que lo recibió, el que lo colocó, la mujer del dueño donde lo pusieron, su amigo, etc etc. Esos no tiene perdón!

Recorran ésta página, hay muchísimos!

Leer más

Reformas de la ortografía española

La Real Academia de la Lengua dará a conocer próximamente la reforma modelo 2010 de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanoparlantes.
Me han enviado, con carácter exclusivo, un documento reservado que revela cómo se llevará a cabo dicha reforma. Será, pues, una enmienda paulatina, que entrará en vigor poco a poco, para evitar confusiones.

La reforma hará mucho más simple el castellano de todos los días, pondrá fin a los problemas de ortografía que tienden trampas a futbolistas, abogados y arquitectos de otros países, especialmente los iberoamericanos, y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua.
De acuerdo con el expediente secreto, la reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales: [...] 

Leer más

Femenino y/o masculino

La Real Academia Española ya admitió una serie de palabras cuyo uso hace algunos años, podrían haber provocado que más de uno desaprobara el exámen de Lengua.

Veamos algunos, cada uno con la definición de la RAE (en algunas, está un poco resumida, pero es para que me crean!):

Femenino o masculino?

Agua: ‘Sustancia líquida inodora, incolora e insípida en estado puro’. Este sustantivo es femenino. Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo definido si entre ambos elementos no se interpone otra palabra , pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «Podía verse a lo lejos el agua clara» (Regás Azul [Esp. 1994]). En cuanto al artículo indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un: «Se internaron en un agua muy mansa» (Villena Burdel [Esp. 1995]). Lo mismo ocurre con los indefinidos alguno y ninguno: algún agua, ningún agua. El resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino: esta agua, toda el agua, mucha agua, etc. Con el diminutivo agüita deben usarse las formas la y una, pues el acento ya no recae en la /a/ inicial: «La “agüita de panela” […] no sustituye a la leche» (Traversa Cine [Arg. 1984]); «Te vas a tomar una agüita de ortiga con cinamón» (Gamboa Páginas [Col. 1998]). [...] 

Leer más

Diccionario Online (varios idiomas)

Excelente diccionario online en inglés, español, alemán, italiano, francés, portugúes, sueco, holandés.

Van a ver muchas de las palabras tienen diferentes iconitos: para ver los sinónimos, escuchar la pronunciación, que muestre la conjugación si es un verbo, palabras que contengan la que buscamos o palabras ortógraficamente similares a ella. (Pasando el mouse por arriba de esas imagenes, dice que es cada una). Al escribir la palabra que queremos buscar, se extiende una lista con palabras que comienzan igual en diferentes idiomas: http://i35.tinypic.com/5v5clc.jpg Leer más

Un poco de amor inglés, no muerde su lengua nooooo

No buscaba nada y encontré estos dos… mmm, como decirles? Bueno, seguro, son páginas web. Sirven para cuando tenés dudas con respecto a como pronunciar en inglés ..

HowJSay.com se define a si misma como un diccionario de pronunciación inglesa con sonido instantáneo. Es una web muy simple, con un buscador, donde uno pone la palabra y luego pasando el mouse por arriba de la palabra se escucha instantaneamente su correcta pronunciación en la lengua sajona. (Importante: no reconoce FRASES, solo PALABRAS!)
Luego, tenemos Fonetiks.org, una web con la pronunciación de 9 idiomas diferentes, y créase o no, 7 tipos de inglés diferentes tales como: British, American, Canadian, Australian, Scottish, Irish, Welsh (juaaaaaaaaaaaaaaa! :yeah: ) [...] 

Leer más

Diccionario Lunfardo

Según ha establecido Soler Cañas, el primer vocabulario lunfardo en nuestro medio, se publicó el 6 de julio de 1878 en el diario La Prensa, bajo el título El dialecto de los ladrones. El autor anónimo del mismo -que él reprodujo ("Antología del Lunfardo", Cuaderno 28 de Crisis, Cielosur Editora S.A., Buenos Aires 1976)- mencionó como fuente de información de la nueva lengua que se incuba en el seno mismo de Buenos Aires, a un comisario de la Policía de la Capital (hoy Policía Federal Argentina) que no identificó, consignando 29 voces y locuciones con sus respectivas traducciones. Entre las primeras figura lunfardo=ladrón, con lo que. apareció por primera vez escrita la expresión como comprensiva del delincuente que hurta o roba, más tarde ampliada a estafador (cuentero), y luego a malviviente en general, pasando después el nuevo léxico a ser utilizado por el compadrito (Individuo del suburbio porteño provocativo, pendenciero, vanidoso, valentón, de actuar afectado y vestimenta llamativa -pantalón a la francesa, saco corto y ajustado ribeteado con trencilla, pañuelo largo anudado al cuello, sombrero de ala ancha y baja adelante, y botines de taco militar) bonaerense, y más tarde por el bajo pueblo, para luego avanzar sobre el centro de la ciudad, terminando por ser una forma coloquial y popular porteña de comunicación, en constante aumento y desarrollo en todas las clases sociales, a punto de que quienes no lo usan en su habla, al menos lo comprenden en gran parte. Así dejó de ser exclusiva jerga delincuente e irradió al Gran Buenos Aires, a las principales ciudades del interior del país, y al Uruguay.

Leer más