La calle más empinada del mundo

Una de las calles más raras del mundo se encuentra en Dunedin, en Nueva Zelanda: la calle Baldwin, que tiene 350 metros de longitud, cuenta con un desnivel de un 35% al tener 19 grados de inclinación, lo que la hace una de las calle más empinadas del mundo. Esto no fue a propósito, sino que es producto de la negligencia de los diseñadores.

Para evitar que con el calor, el asfalto derretido llegara a deslizarse por la pendiente, en lugar de ese material, se usó hormigón para lograr mayor adherencia.

Si bien entró a los Record Guinness con un grado de inclinación de 38°, la realidad es que dicha la haría imposible de transitar, pero el el error fue corregido tiempo después.

Los vecinos están orgullosos de vivir allí, y desde hace 10 años, realizan el «Baldwin Street Gutbuster» que consiste en en una carrera de ida y vuelta desde el principio de la calle y del que participan alrededor de 1000 personas.

Aquí la pueden ver como si estuvieran parados en la calle: Googlemaps (recuerden pueden mover la cámara)

Haciendo clic, van a Googlemaps Street View

Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button