Un mail que se fowardea una y mil veces, diciendo que es de Lalo Mir y, aunque él lo leyó en su programa LaloBlaBla de Radio del Plata, explica en su blog de Clarín que «el texto empezó a circular y se me