Se encuentra en la Puna catamarqueña y allí podemos encontrar desde volcanes, campos de lava y salares, hasta lagunas con flamencos, yacimientos arqueológicos y mineros; una zona extremadamente árida, donde la flora no abunda pero su paisaje sorprende.