Trilogía PSI: Tautogramas con P S I

Hace mucho tiempo, empecé a analizarme en terapia psicoanalítica. Aquel momento coincidió con el inicio de mi trilogía PSI, donde se me ocurrió escribir 3 textos, cada uno utilizando únicamente una letra, en tal caso uno con P, otro con S y el último con I. Aquí se publica por vez primera en su totalidad. Después me pregunté para que escribía todo esto y me di cuenta que, positivamente se inscribió para sorprender intencionalmente, por soñar incesantemente. Pues si intentan profundamente ser ilustrados, pueden seguir informándose, pensando si inconcientemente preparé sus ideas, pero, sin intentarlo… podrán saberse ignorantes.

“Pocos Personajes” (primera parte)
Pablo, político primerizo, postulado para presidente peronista. Parece paralítico… porque propone pocos proyectos. Posee pocos pensamientos.
Porteño piola, pasa paragüitas por Paraguay, paga poco, pide potentemente, profiere puteadas … ¡puras patrañas! Presto, pasa puesto policial, previniendo posibles paradas problemáticas. Pasó.

Plano posterior, piso principal.

Papeles porno pegados, parecen posters. Produce películas pornográficas. Prevee proyectarlas por Pergamino, para poder producir plata, pues pajeros pagan por proyecciones privadas. Pide prestamos para pagar pantalones, pobrecito.
¿Porque poner pocos pesos por pocos polvos? Podrian ponerse positivos, ¿porfi?
Porque prefiero placer, pido pibas potables … ¿podrá pasarme?
Perdí por porfiado, por pedir prestado. Palanca pobre, pero paciente. ¿Pedo? Pasó. ¿Piñas? ¡Paso!
Presentensé, paparulos, porque pienso parlar.

Patricia, peluca paquistaní, pestañas postizas, pocas piezas presentes. Poco presentable, pero prefiero proferirle “Puta”.
-¿Problemas? – pregunto.
Pato, previene pacientemente: “- Ponete profiláctico, porfa! – ”
Procaz, provoca productos propios… proviene pegajosa, pastosa… pero propia. Provee placer! ;o)
“Puta”, pide perdón.
– ¿Perdonarte? Predico periodicamente, pero ¿perdonar? Por polvos “perfectos” perdemos paciencia, prefiero pensar positivo– proclamo, pidiéndole paz.
– Pidamos pan – pide “Puta”.
– Prefiero pastrón – propongo.
Pactamos. Pedimos papas, perdón, pedimos puré.

Por putañero perdi plata. Paso permanentemente por puteros, pero prefiero perderme profundamente. Para placeres pequeños, pido porrón. (¿Porque pensaron porro? ¡Pedorros!)
¡Pobres pajeros! Previenen pisárselas practicándose pajas … ¡paspados!
Placeres prolijos plantean problemas prontamente. Ponerla, ponerla, ponerla … prefiero putanear, por productividad.
Por pelotudo provoqué, pero por pajero perdí!
Paso penando permanentemente por problemas, por provocar pendejas pelando pene. Parece pepino … ¡pene portentoso! Pocas pij*s (prohibido para pendex, perdón) pueden parecersele, probablemente poquiiiisimas. Parecen pequeñas, paradas pueden pasar papelones.
Posiblemente poseo “pene paradigmático”. Para poder pispearla, pediré plata, pues poseo poderes, ¡¡¡puedo probarlo!! Puedo pararla pidiendolé: “Parate”
Parezco patovica … ¿Prefieren pensarlo? ¡Pajeras! Pierden placer por pruritos.
Posteriormente pedirán “-Pliis, ponemelá por popa, papito -”.
Probablemente, pagarán plus para placeres pluscuamperfectos, pagando propinas para percibir primeras.
Pondrán páginas pidiendo promociones para poder pagarme. Pondrán publicidades pidiendo penes parecidos, pero pocos pueden poner pardas …
Pediré pasteles para permanecer productivo. ¿Pastillas? Pero ¿por qué piensan pavadas? Pronostiqué: ” – Puedo pararla prontamente pidiéndole “parate” -”, parece picante … ¿pa´que preguntarlo, pudiendo probarla?
Pidan, pidaaaan pavotas!! Pasaremos por Panamericana, pediremos Pepsi, pizas, peinaré pelos pa´dentro … pasaremoslá perfecto!! ¡¡¡Puedo prometerlo!!!
Pero pongan prisa, pues puedo perecer prontamente. Pueden pasarse, pero poniendo pausa, pueden poseerme.

Seis señoras salen (segunda sección)

Seis señoras salen, silbando sones, saltando sogas, soñando sueños.

Sixta, solitaria, señorita santiagueña, suspira sincera: “será, será…”. Siempre sirve sorbetes. Sus salidas saben sosas, sabe sembrar, sanar, sufrir … salvarse? Solo si soñara, señora! Solicita service. Seguramente seguirá sin sexo.

Sara, sangrienta, sazona sus salsas salandolas solamente. Servicial, sirve sorrentinos solos, sin salsa. Surge siempre, sale sin sacrificios, solo sacrifica santulonas salpicando su sangre. Siempre sutura sus sablazos. Se somete solamente si sucumbe su sexto sentido.

Susana, sectaria, secretaria suplente suspendida, sin sueldo, sola, sitiada, sencillo suplantarla. Sin satisfacciones, sus semillas se saturan solas, sin savia. Sin sutilezas, socarronamente, socaba sentimientos, sin suerte, sin siquiera solucionarlos. Solo sacándolos, supone, se sentirá satisfecha. Solamente se siente segura si se sienta, se siente sedentaria sin sed.

Silvana, sabrosa, suele sobar sus senos sugestivamente sin sentir sueño, succionadora sensual, sorprende sexualmente, siempre sus socios solicitan su sexo. Se siente sugerente, se sienta sobre sugerente. Sin saberlo, sube su sueldo! Sacada, sale sin soutien, sus senos se sostienen solos, supongo. Salada!

Silvina, sosegada, siembra sus sentimientos solamente si saben su sambenito. Sentada, suspira sola. Suspira suponiendose sagrada. Se sabe seria, se sabe siempre sufriente. Sabia, sincera, sabe su suerte: sonada!

Sandra, sigilosa, secretea sincera sus sueños, son solo simples susurros sin sentido, sin sabor, sin siquiera suponerlo, su ser sugiere síndromes somníferos. Súbitamente, su sicóloga siente sueño … solicita siesta solitaria sobre sofá! Se sienta sobre siete suelas. Se separa sin sus santos. Se salva sin saltar, se sala sin salar, se soporta sola.

Interesantes interrelaciones interpersonales internacionales (infinitamente inconclusa)

– Ingrid, ¡ingresa inmediatamente! – implora Ileana, increíblemente iracunda isleña – Ingresa, Ingrid, ingresa: Idelfonso ignora infidelidades –

– Idiota indefenso Idelfonso –  interviene inoportuna Irene, italiana insípida – íbamos iguales, inclusive incluyendo incisos, importando inciensos, inagurando iglesias, idealmente idénticos.

– ¡Ignóralo! –  impera Inés, islandesa irresoluble, intentando interponerse.

– ¿Ignorarlo? – interroga Ingrid inamovible, intensamente inglesa – Idelfonso idea imágenes infartantes incluyéndome, Idelfonso ilumina ideas irreverentes, ilustra ignorantes, impónese impetuoso, inclusive incestuoso…

Irrumpe Idelfonso, ignoto inversionista ictícola irlandés: –  ¿Intencionalmente incluiste incestuocidad impune? Ignorábalo, Ingrid, ignorábalo. Ignoraba idioteces ideadas, infamias inventadas, ¡inescrupulosa!

– ¡Imbécil! – insulta Ingrid – inclusive intentaste influirme, intentaste inflamarme, intentaste incendiarme…

– Imaginabate imposible, Ingrid.  Infórmate: intentaba idolatrarte incansablemente, iconizarte inoxidable… inalcanzable! – indica Idelfonso.

– Idealizador innato – interrumpe Irene – íntimamente imposible…

– Irónicamente, – insiste Idelfonso –  intuyo imposible intimarte, Irene: irradias impenetrabilidad!

– ¡Iluso intratable, idiota incurable, inútil inoperante, inmundo irrecuperable! – insúltalo infructuosamente Irene.

– ¿Insultos Irene? – interpela Idelfonso – ¡Impertinente irremediable! –

Imponente, ingresa Ignacio, indio irascible: – ¡Infelices! ¿Ingrid inaccesible? Ingrid intentaba introyectarme insistentemente…

– ¿Introyectarte, Ignacio? ¿Incluye inyecciones introyectarte? – interpreta Ingrid.

– ¡Ignorante! Introyectarme incluye introducirme, incluye iniciarte… – informa Ignacio.

– ¿Iniciarla? – infiltrase intempestivamente Irene – Imaginarla impoluta implica inocencia!

– Impídeme insultarte, Irene! – implora Ignacio – Impídeme, impiadosa, impuras ideas!

– Inténtalo, Ignacio…

– ¡Impía inespecífica! –

– ¡Invertido inmoral! –

– ¡Insulsa insatisfecha! –

– ¡Interrumpan insultos incesantes! – interfiere Idelfonso, intentando intermediar – Infiero innecesario insultarse, inflamarse incandescentes, impóngoles ignorarse indefinidamente, inclusive intenten inversamente influirse, inmiscuirse íntimamente, inducir invitaciones iguales, inversiones idénticas, incluyendo inmuebles.

– ¡Ideal, Idelfonso! Intentaré intensamente ignorarte, Irene.

– Igualmente Ignacio, intentaré importunarte: ¡impostor! –

—————————————————————————————

Hoy descubrí, mucho tiempo después de escribir estos tautogramas que eran tautogramas. Si bien me imaginaba que a otra gente se le habían ocurrido cosas así, no sabía que tenía un nombre propio la actividad :)

Les dejo de regalo un palíndromo: ADÁN NO CEDE CON EVA, Y YAVÉ NO CEDE CON NADA

 

—————————————————————————————

EDICIÓN 2015

El artista uruguayo Leandro Delgado grabó su interpretación del texto Interesantes interrelaciones interpersonales internacionales (infinitamente inconclusa).

Personalmente me gustó mucho y se lo agradezco! Lo pueden oír aquí mismo:

https://soundcloud.com/oxibitue/irene

8 thoughts on “Trilogía PSI: Tautogramas con P S I

  1. Hoy descubri este blog y la verdad q me quede sin palabras. no recuerdo cuando fue la ultima vez que me colgue leyendo un texto de mas de 3 renglones jajaja!!!
    Saludos a todos
    MUY BUENOOOOOOOO!!!!

  2. Fabi: que bueno que te gusto!!

    Solexenei: gracias por tu comentario, me alegro mucho que te haya entretenido un poco la mente!! nos seguimos leyendooo!! :gracias:

  3. ¡Hola!

    Estoy haciendo un trabajo sobre la traducción de tautogramas y me gustaría saber cómo descubriste que este tipo de textos recibía ese nombre. No encuentro la definición de “tautograma” en ninguna fuente fiable (diccionario, enciclopedia). Sólo en la Wikipedia, algunos blogs y otras páginas web.

    ¡Gracias!

  4. Hola Alba! Ajajaj me tomé un tiempo no? En realidad escribí primero los textos y después encontré que eran tautogramas. De ahí a que sea cierto… ajajaj saludos!

Comments are closed.