Interesantes interrelaciones interpersonales internacionales

Bueno, por fin, luego de tammmto tiempo terminé mi Trilogía PSI. Era el tiempo de la «i»… i aquí les va:

Interesantes interrelaciones interpersonales internacionales

– Ingrid, ¡ingresa inmediatamente! – implora Ileana, increíblemente iracunda isleña – Ingresa, Ingrid, ingresa: Idelfonso ignora infidelidades –

– Idiota indefenso Idelfonso –  interviene inoportuna Irene, italiana insípida – íbamos iguales, inclusive incluyendo incisos, importando inciensos, inagurando iglesias, idealmente idénticos.

– ¡Ignóralo! –  impera Inés, islandesa irresoluble, intentando interponerse.

– ¿Ignorarlo? –  interroga Ingrid inamovible, intensamente inglesa – Idelfonso idea imágenes infartantes incluyéndome, Idelfonso ilumina ideas irreverentes, ilustra ignorantes, impónese impetuoso, inclusive incestuoso…

Irrumpe Idelfonso, ignoto inversionista ictícola irlandés: –  ¿Intencionalmente incluiste incestuocidad impune? Ignorábalo, Ingrid, ignorábalo. Ignoraba idioteces ideadas, infamias inventadas, ¡inescrupulosa!

– ¡Imbécil! – insulta Ingrid – inclusive intentaste influirme, intentaste inflamarme, intentaste incendiarme…

– Imaginabate imposible, Ingrid.  Infórmate: intentaba idolatrarte incansablemente, iconizarte inoxidable… inalcanzable! – indica Idelfonso.

– Idealizador innato – interrumpe Irene – íntimamente imposible…

– Irónicamente, – insiste Idelfonso –  intuyo imposible intimarte, Irene: irradias impenetrabilidad!

– ¡Iluso intratable, idiota incurable, inútil inoperante, inmundo irrecuperable! – insúltalo infructuosamente Irene.

– ¿Insultos Irene? – interpela Idelfonso – ¡Impertinente irremediable! –

Imponente, ingresa Ignacio, indio irascible: – ¡Infelices! ¿Ingrid inaccesible? Ingrid intentaba introyectarme insistentemente…

– ¿Introyectarte, Ignacio? ¿Incluye inyecciones introyectarte? – interpreta Ingrid.

– ¡Ignorante! Introyectarme incluye introducirme, incluye iniciarte… – informa Ignacio.

– ¿Iniciarla? – infiltrase intempestivamente Irene – Imaginarla impoluta implica inocencia!

– Impídeme insultarte, Irene! – implora Ignacio – Impídeme, impiadosa, impuras ideas!

– Inténtalo, Ignacio…

– ¡Impía inespecífica! –

– ¡Invertido inmoral! –

– ¡Insulsa insatisfecha! –

– ¡Interrumpan insultos incesantes! – interfiere Idelfonso, intentando intermediar – Infiero innecesario insultarse, inflamarse incandescentes, impóngoles ignorarse indefinidamente, inclusive intenten inversamente influirse, inmiscuirse íntimamente, inducir invitaciones iguales, inversiones idénticas, incluyendo inmuebles.

– ¡Ideal, Idelfonso! Intentaré intensamente ignorarte, Irene.

– Igualmente Ignacio, intentaré importunarte: ¡impostor! –

————————————

Espero que les haya gustado y si es así, pueden visitar mi trología PSI y leerla completa y ordenada haciendo clic AQUI!

Un Comentario
Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button