El poder de la Palabra

Escrito por Anuchi on 17 may, 2006 en la categoría Pensamientos Colectivos |

Escrito Por

Cuando mencionamos al continente asiático es frecuente traer como sinónimo inmediato la palabra oriente, y esto no es un error ya que Oriente es sinónimo de Asia sudoccidental. Es por ello que culturalmente se haya propagado la versión de que un término es igual al otro. Desde este punto es que quiero trabajar hoy.

Siempre me ha llamado la atención la forma de pensar y  filosofar que caracterizan a la región oriental. No es ninguna novedad el hecho de que en este tipo de culturas prevalece una visión del hombre total y puramente completa, donde se contempla al universo como unidad armoniosa y se otorga al ser humano la capacidad de pensarse interiormente para así trascender superando lo efímero y alcanzando, por medio de la meditación, un nivel superior.

En estos últimos años se hizo notoria la llegada de esta perspectiva oriental al occidente, que aún no termina de insertarse pero ya ha realizado grandes cambios en esta región. Desde la incorporación de lecturas filosóficas o religiosas orientales, hasta la práctica misma de estas tradiciones, con el auge del yoga y la meditación como desencadenantes de un mejor estilo de vida, y por qué no la inclusión de esta filosofía en distintas universidades como incorporación de un método de estudio fundamental para la comprensión del hombre.

Para ejemplificar un poco el poder de pensamiento y reflexión de esta cultura emprendí una búsqueda de textos hasta hallar uno claro, breve pero profundo como es el siguiente:


EL PODER DE LA PALABRA
Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Las ranas se reunieron alrededor del hoyo.
Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.
Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
Las otras ranas seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.
Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió; Ella se desplomó y murió.
La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.
Una vez más, la multitud de ranas le grito que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir.
Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo.
Cuando salió, las otras ranas le preguntaron: “¿No escuchaste lo que te decíamos?”
La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse mas para salir del hoyo.
Esta historia contiene dos lecciones:
La lengua tiene poder de vida y muerte.
Una palabra puede ayudar a levantarte o destruirte.
Tengamos cuidado con lo que decimos. Pero sobretodo con lo que escuchamos.
Hsien-Sheng Liang

Esta fábula deja abierta la reflexión interior que cada uno quiera realizar y que como ya habíamos hablado en un post anterior, la subjetividad que penetra en las profundidades de cada ser, se encargará de que esa reflexión sea única, pura y exclusiva de cada uno. El texto solo nos orienta a una aproximación, es una guía que nos sirve para conocernos un poco más a nosotros mismo, saber qué pensamos, saber qué sentimos y así descubrirnos.

Desde mi pensar, esta fábula me despertó una vez más el sentimiento de que el lenguaje fue es y será la herramienta más poderosa que posee el ser humano. Hablo de lenguaje y no de palabras ya que, a mi criterio, en este relato haría falta aclarar que no solo las palabras son un medio de comunicación, el leguaje corporal o gestual que hace al hombre es fundamental y a su vez al igual que las palabras, puede ayudar o perjudicar de acuerdo a su uso e intención.

Muchas veces lo que escuchamos no es lo que nos permite salir adelante, no es lo que nos ayuda, no es lo que necesitamos en ese momento dado. Es por ello que se hace necesario, como dice bien el relato, prestarle una gran atención a los discursos que nos rodean y no guiarnos por cualquiera, ya que puede ocurrir que no sea el mejor camino. En mi opinión esta no es la vía más sencilla, ¿Cómo dar cuenta de que lo que oímos es realmente lo verdadero y puro para nuestra alma? ¿Cómo notar si en realidad lo que escuchamos y creemos que nos hace bien no es lo que nos lleva a la “muerte”? Lamentablemente no hay respuestas claras a estos interrogantes, la vida es correr riesgos, es aprendizaje, experiencia y decisión. Cada uno sabrá cual es el camino que considera que lo lleva a un buen puerto, es necesario elegir, ser responsables de esa elección y enfrentar las dificultades que nos acompañen. Nada es simple, las piedras del camino siempre vas a estar pero no debemos olvidar que para sortear estas piedras contamos con nuestra riqueza interior, un universo que se abre a las posibilidades que el hombre plantea y el acompañamiento de la gente que consideremos maestros para nuestra vida.

Etiquetas: ,

6 Comments

Fer
Fer
may 18, 2006 at 4:36 am

Sin dudas, la cultura oriental (entendiendo japonese, chinos, que son los que automaticamente relacionamos a esa palabra a pesar de que Oriente es mucho más) es completamente diferente a la nuestra y por eso dudo muchisimo de tomar ciertas prácticas orientales y aplicarlas sin más; lo suyo no es ir a yoga una vez por semana y pintar la casa de verde sino que es una forma de vida que abarca mucho más que eso (son longevos porque tienen habitos alimenticios diferentes entre otras cosas, por ejemplo). También es cierto que muchas tradiciones y usos están siendo dejados de lado a partir de la introducción de Occidente en Oriente.. y el resultado muchas veces no es bueno.
Y por otro lado, creo que tenemos que escuchar a todas las ranas (o por lo menos, escuchar a las ranas de las que nos interesa su opinion), porque aunque piensen diferente a nosotros y entre ellas mismas, ahí justamente esta lo bueno: las diferentes perspectivas. Creo que no nos tenemos que quedar con la opinion de una sola rana, todas van a aportar algo, aunque finalmente, la decisión sea nuestra: escuchemos a las ranas pero recordando que lo que hagamos es “culpa” nuestra y no de la rana que nos aconsejó. :dediez:


 
Eze!
Eze!
may 18, 2006 at 4:41 am

Prima, la verdad? Si este no es tu mejor post, debe ser el segundo mejor! :clap: muy muy muy muy bueno ….. :dediez: Repito: muy bueno el pensamiento del Tano Hsien-Sheng Liang, muy bueno el artículo .. si habia que esperar por esto, seguimos esperando los próximos … dale con ganas!

Ahora, reflexión final sobre cierta parte del texto …. "La lengua tiene poder de vida y muerte." :chan: :cepillo: y bueno, soy dientista che! (muelólogo también) y me tenté por ahi … es que mi vida, claramente, esta atravesada por una oralidad que te la voglio dire! :fit:


 
sebastian
may 19, 2006 at 7:57 am

a ver amor…digamos que lo que posteaste me parece genial, porque se del enfasis quele pones a todo lo que emprendes y por eso te califico con un gran :dediez:, pero digamos que yo con los japoneses,( sacando a the arima´s family) no tengo una buena experiencia con la cultura nipona, tengo un jefe japones, que si lo podria tirar a un rio con una piedra atada al tobillo lo haria sin dudarlo , pero ne fin no biene al caso, tampoco podemos generalizar y meter a todos en la misma bolsa porque no seria justo, se que hay mucha gente oriental con muy buenas intenciones, lastima que no tube la suerte de poder cruzarme con ninguno aun…pero insisto mi vida, me parecio genial lo que estas diciendo en estas lineas, como dijo eze mas arriba, no se si no fue uno de los mejorcitos gorda eh !! la verdad te pasaste amor…te felicito…. :mimosa: te amo :amor: :fis: :fis: :fis:


 
Selva
may 31, 2006 at 1:13 pm

querida mia la cultura japonesa u oriental para ser mas exacta es muy dificil y muy compleja porque ellos ya por su naturaleza son asi
pero no te les pongas adelante porque se creen imprescindibles y la verdad es que lo son porque ellos saben mucho y sabes porque simplemente porque se callan todo
el articulo me parecio muy bueno
y encuento al poder de la palabra que sostienen loas orientales es por eso porque nunca se dan a conocer
Lo que si tenemos que tener claro que los orientales hablan lo necesari9o por eso queda tan bien en la sociedad y por eso creo que los occidentales tendriamos que aprender de ello
primero hacer y despues decir
o primero escuchar y despues callar
sos inteligente
tenes orientales en tu familia que hablas asi


 
Andrea
jun 23, 2007 at 5:31 pm

Para Nicolás:

Les propuse hace poco tiempo la búsqueda y lectura de este texto a mis alumnos de 3º año y uno de ellos leyó la historia de las ranas de esta página y me invitó a participar con mi comentario por lo cual hoy lo estoy haciendo.
La fábula, como todas, es muy profunda y excede la época y el lugar en que fue escrita; es universal y su mensaje también lo es. El poder que tiene la palabra,escrita u oral, nunca pudo ser menospreciado por ninguna civilización y este relato da cuenta de eso.


 
valewin...??
may 17, 2011 at 12:41 pm

:bieen: todo lo ke dicen me encanta super……..??


 

Copyright © 2014 Ezenlaweb.com All rights reserved. Theme by Laptop Geek.

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Myspace button Delicious button Digg button Flickr button Youtube button